Pinceles – Tipos, uso y mantenimiento

pinceles - capital del arte

Los pinceles forman parte del utillaje más utilizado dentro del arte de la pintura cualquiera que sea la técnica empleada (óleo, acuarela, acrílico…).

Si estás iniciando en el arte de la pintura y no sabes cuales elegir por la gran variedad de ellos en el mercado, ¡Tranquilo! Capital del Arte te comparte algunos datos que te permitan conocer el uso más indicado para cada uno de ellos.

Para comenzar no ocupas adquirir de golpe un gran estuche de pinceles, sólo es necesario unos pocos, luego con el tiempo y uso de ellos descubrirás tus preferencias, de acuerdo a la experiencia y técnicas que uses.

Elegir esta herramienta de trabajo no es una tarea sencilla, un aspecto importante es no dejarse llevar por un precio barato, si no queremos que se llene de pelo el soporte, haciendo más difícil el trabajo de pintura.

Entonces, ¿qué aspectos debemos considerar al adquirirlos?

Los pinceles se componen de tres partes: pelo, férula o virola y mango. Debemos considerar la clase de pelo, su forma y medida, debemos elegirlos de acuerdo al procedimiento, soporte o técnica que vayamos a utilizar.

Un buen pincel, ya sea de pelo natural o sintético debe permitir acumular bastante cantidad de agua o pasta para aplicar pinceladas largas y homogéneas mientras pintamos.

De acuerdo a la clase de pelo, podemos encontrar pinceles de pelo fino o pelo duro; mientras que por su forma podremos encontrar pincel plano o pincel redondo; encontrando dentro de cada grupo diversas medidas catalogadas de acuerdo a la numeración de los mismos.

Tipos de pinceles:

  • Pinceles de pelo fino: ideales para la acuarela; dentro de los cuales podremos sustituirlos por los de oreja de buey, gacela, meloncillo, comadreja, ardilla, poney o nutria, con costos más accesibles.
  • Pinceles de pelo duro: fabricados de cerdas provenientes del cerdo y jabalí pudiendo encontrar también de tejón y otros animales; o bien de fibra sintética como el nylon y poliéster.

Uso de pinceles:

  1. Pinceles redondos: empleados en técnicas como la acuarela, temple, fresco mediana para hacer trazos finos y detalles pequeños, por ser pinceles que retienen mejor el líquido. Generalmente los pinceles redondos suelen ser de pelo fino.
  2. Pinceles planos: pueden ser de distintas formas destacando las del tipo cerrado y las de legua de gato; empleados en técnicas grasas. Generalmente son de pelo duro, aunque también encontramos de pelo fino.

Las brochas son pinceles de mayor tamaño huecos en su núcleo central, están fabricados de pelo duro procedente de la crin o cola de caballo, se usan para para cubrir grandes superficies de pared.

También podemos encontrar brochas de tamaño mediano, sin el hueco central, mismas que son utilizadas para preparar el soporte, como lienzos y tablas.

Otra herramienta usada son los rodillos, los cuales permiten obtener superficies regulares con colores lisos; los hay de diferentes medidas y diversos materiales

La esponja suele usarse en  procedimientos acuosos.

El tiento es otra herramienta empleada para para apoyar la mano con la que se pinta.

Conservación adecuada de pinceles:

  • Es importante mencionar que al adquirir nuestros pinceles, es necesario dejarlos en remojo durante algunas horas, ello evitará que se les caiga el pelo durante sus primeros usos.
  • Otra medida para su conservación es, tratar de que el agua no sobrepase la virola para evitar que el mango no se estropee.
  • Los de pelo fino suelen ser más pesados, por lo que se debe procurar colgarlos atados por el mango, para evitar que su propio peso los deforme.
  • Para brochas son nuevas y de pelo largo, se recomienda realizarles una ligadura con cordel fino.

Para esta y más novedades no olvides suscribirte a nuestro Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *