Armonía y Equilibrio en el arte

Armonía y Equilibrio en el arte - capital del arte

Armonía y equilibrio dentro del arte son dos aspectos de suma importancia, y es que todo se basa en el peso visual, es decir, aquello que hace que la obra llame la atención a nuestros ojos.

Este peso visual se basa en la psicología humana y nuestra forma de equilibrar, componer y comprender lo que vemos.

Trataremos de explicar un poco más en qué se basa el peso visual. Mira a tu alrededor, detente en el primer objeto que te llame la atención; puede ser algo de la naturaleza, alguna pintura, edificio… lo primero que capte tu atención, ¿listo?

Cuando vemos algo agradable a la vista es bastante probable que estemos ante una composición perfectamente en armonía y equilibrio, es decir, estos aspectos van de la mano.

La armonía implica el ordenamiento y convergencia de los elementos que conforman la obra, cualquiera que esta fuere. Así podemos ver  como en el teatro y cine existe armonía en la secuencia de movimientos, diálogos, escenografía, música; en las artes plásticas se percibe en los colores, líneas, volumen; en la música a través de la unión de acordes.

Que una obra tenga armonía significa también que están coordinados los diferentes valores que el color adquiere en una composición, en donde todos tienen una parte común al resto de los colores componentes; es decir, que se utilizan modulaciones de un mismo tono, o bien de diferentes tonos, pero que en su integración mantienen parte de los mismos pigmentos de los restantes.

A ejemplo de lo anterior tenemos la armonía cromática, en donde podemos percibir tres colores:

  1. Dominante: Color más neutro y de mayor extensión, su función es destacar los otros colores que conforman la composición gráfica, especialmente al opuesto.
  2. Tónico: complemento del color anterior, siendo el más potente en color y valor, empleado como nota de animación o audacia en cualquier elemento.
  3. De mediación: su función es actuar como conciliador y modo de transición entre cada uno de los dos anteriores, suele tener una situación en el círculo cromático cercano a la de color tónico.

Puesto con colores, podemos tener una composición armónica con un color violeta como dominante, un color verde como tónico y un color naranja como mediador si la sensación que queremos transmitir sea de calidez; o bien, un azul turquesa si queremos que sea más fría.

En cuanto al equilibrio visual, se refiere al peso de la carga visual dentro del diseño de una obra, al orden de los elementos en el espacio de representación o estructura de los lenguajes

Para que una obra de arte tenga una buena composición, se logra mediante el comportamiento de la dirección, el peso y el volumen en armonía y equilibrio, gracias a la compensación de fuerzas perceptuales a las que se somete ejerciendo una fuerza óptica perceptual de manera psicológica en la interpretación del espectador.

En el arte, el equilibrio tiene que ver con las propiedades que hacen que una obra de arte resulte agradable y armonioso, influyendo elementos como el tamaño y posición de los detalles de fondo.

Es importante analizar el equilibrio y la armonía para entender la competencia que mantienen entre sí los elementos de interés visual, y de esta manera no caer en obras totalmente estáticas y simétricas, las cuales si son muy pronunciadas disminuyen el interés visual convirtiéndolo en algo un tanto aburrido, debemos darle una distribución y dimensiones únicas.

Esperamos que estos datos sobre la armonía y equilibrio aporten algo nuevo a tu conocimiento, si deseas que hablemos de algo en especial, no dudes en dejarnos tus comentarios que con gusto los atenderemos.

Leer “El Punto de Fuga”

Facebook!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *