De Stijl – movimiento artístico holandés

De Stijl es una palabra de origen holandés que significa “estilo”, dentro del arte es un movimiento artístico que nace en 1917, cuyo principal objetivo era lograr una integración total del arte, apostando fuertemente por la abstracción geométrica y los colores primarios.

La palabra Stijl suele referirse también al artista que alguna vez contribuyó con él.

Para el movimiento De Stijl el arte debía ser un impulsor que logrará un estado de armonía ideal, por lo que siempre estuvo orientado hacia la realización de obras en todas las artes. Su racionalismo formal pretendía configurar un nuevo mundo ideal.

Este movimiento se manifestaba mediante una revista de nombre homónimo, dedicada a las artes plásticas, cuya finalidad era lograr un estilo válido que sustituyera lo individual por lo universal, y fue editada hasta el año de 1931.

La revista De Stijl fue fundada por dos holandeses: el pintor Piet Mondrian  y el arquitecto Theo van Doesburg cuyas pinturas de colores puros y geometrías simples, poseían un vocabulario visual reducido que sirvieron de fuente de inspiración a dicho movimiento.

De Stijl fue una de las revistas con mayor influencia en sus tiempos, pues reunía a un grupo de artistas que compartían actitudes e ideales para abogar por un progreso radical de las artes a traves de la publicación de críticas, manifiestos y teorías.

La idea era constituir un órgano difusor del Stijl, con una especie de foro donde se discutiera el camino que el arte moderno debía seguir.

Doesburg fue el editor de la revista hasta su deceso en el año de 1931, impulsó el Neoplasticismo y el dadaísmo; en 1924 desarrolla su teoría del Elementalismo, en donde declaraba a la diagonal un elemento compositivo con mayor dinamismo en comparación a las horizontales y verticales, es en ese mismo año que Mondrian deja de contribuir con sus artículos a la revista por desavenencias teóricas, al expresar que para él la diagonal era un elemento desestabilizador.

A la izquierda, diseño del arquitecto Piet Klaarhammer y Vilmos Huszar. Al lado, maqueta de la casa particular diseñada por Van Doesburg
A la izquierda, diseño del arquitecto Piet Klaarhammer y Vilmos Huszar. Al lado, maqueta de la casa particular diseñada por Van Doesburg

El contexto histórico resulta fundamental para entender la aparición del movimiento. En 1913 el holandés Piet Mondrian quien en ese entonces vivía en París, fue un joven pintor de influencia impresionista; mientras que Theo Van Doesburg un pintor ocho años menor que Mondrian, es un artista considerado innovador del cubismo de intensidad abstracta.

Fue el el conflicto bélico quien en 1916 obligó al cierre de fronteras, causando que Mondrian se quedase en Holanda y que ambos coincidieran teniendo así la oportunidad de conocer por medio de este al pensador teosofista  Mathieu Hubertus Josephus Shoenmaekers, quien fue el verdadero espíritu intelectual de De Stijl.

Es la cohesión de objetivos estéticos y estructuras teóricas comunes, que hacen una necesidad el crear un órgano de difusión, para tratar de reivindicar la atracción gravitacional de la pintura hacia la arquitectura, y viceversa, en donde el diseño gráfico se convirtiera en otra herramienta de experimentación plástica.

El movimiento De Stijl no pretendía ser reproductivo ni ilustrativo, sino que buscaba que fuera comprensible a partir de sí mismo, sin referencias al mundo de los objetos ni a la reproducción figurativa.

Leer: “El color en el arte gráfico

Características del movimiento De Stijl:

Obra El arquero, de Theo van Doesburg
Obra El arquero, de Theo van Doesburg
  • Buscaba la renovación estética a través de un nuevo orden armónico de valor universal, en donde prevalecía sólo lo elemental como líneas, planos y cubos.
  • Creación de ritmos asimétricos, con un sentido de equilibrio, generado por la compensación de las formas y los colores.
  • Utilización de colores planos primarios como el amarillo, azul y rojo o tonal como el blanco, negro y grises.
  • Empleaban fondos claros.
  • De Stijl tenía una intención universalista abstracta, expresando la belleza pura, con un ideal de la armonía absoluta.
  • Pretendieron configurar la totalidad del mundo en el que se desarrolla la vida del ser humano.
  • Sus artistas trabajaron como arquitectos, decoradores, artistas gráficos y escenógrafos, produciendo grandes obras.
  • En este movimiento artístico se descarta el uso de columnas, la simetría y la repetición de elementos.

 

La imagen de este post corresponde a la obra La dama danzante (1921) del artista Piet Mondrian.

Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *